dh1.jpg
dh2.jpg
dh3.jpg
dh4.jpg
dh5.jpg
dh1.jpg
dh2.jpg
dh3.jpg

DOS HERMANAS

 

Prensa:

Una nueva prueba del inmenso talento autoral de Patricia Liguori, nos lo demuestra con su nueva obra “DOS HERMANAS”Las fatalidades de la decencia.

Como en su anterior “ETIQUETA AZUL” se adentra profundamente en la indagación de las conductas , aunque ambas obras tienen matices distintos.

Inspirada con total libertad sobre la obra “ Justine y Juliette” del clásico MARQUÉS de SADE, quien con humor irónico analiza impiadosamente la nobleza francesa pre revolucionaria, decadente ,hipócrita y prejuiciosa. Dos Hermanas nos habla sobre la sensualidad,el erotismo y el sexo que están absolutamente insertos en nosotros, aunque hoy todavía hay quienes lo niegan como si el mismo fuese un pecado y no una maravillosa concreción de la naturaleza humana. La obra se ambienta en la Rusia zarista.

El texto muy fluido, esta lleno de connotaciones socio religiosas y donde a través de un muy y sutil e ingenioso texto, nos describe también los contrastes entre la fidelidad y los deseos que son muy difíciles de desechar.

La temática gira en torno a dos hermanas huérfanas de chicas que se reencuentran a través de una carta que les llega luego de 10 años separadas por la muerte de su madre. Una fue ubicada en una familia aristocrática residente en un castillo donde el noble de muy mal talante, vive una existencia conflictiva en su relación matrimonial y busca su complacencia en relaciones ajenas y extrañas.

La otra acobijada en un convento viviendo su oscura existencia en una profunda devoción por los hábitos religiosos

Pero aquí el texto se enriquece en diálogos y situaciones donde aparecen las necesidades humanas que puedan concretarse en lo mas intimo de cada uno por las que la naturaleza nos doto. Y he aquí el quid de la cuestión,hasta donde el deber y la obediencia se pueden corresponder en un universo donde el placer y el erotismo puedan ir paralelos a la gracia y el sensualismo, en una sociedad llena de prejuicios y cavernarias connotaciones religiosas, donde el amor aun en su mas amplia y cristalina aceptación no esta bien recibida y donde el sexo debe ser solo para la procreación y no para el disfrute.

Pero a este fabuloso e ingenioso texto debemos agregar una magnifica plasmacion actoral de los tres interpretes. SOFÍA BERTOLOTTO, FLORA FERRARI y FRANCISCO GRASSI, que a través de distintos matices logran concretar una actuación para el recuerdo, dándoles a los personajes un impulso creador como si ellos fueran los verdaderos seres que la ficción desarrolla.

La dirección de SERGIO D’ANGELO es totalmente estupenda. Prácticamente casi sin recursos decorativos logra crear climas y tiempos que hacen del espectador algo mas que ello. El juego de luces y la música que acompaña están puestas a la perfección y que ofician como un tablado de apoyo a las escenas que se van desarrollando.

He aquí como con inteligencia, ingenio y capacidad se puede desarrollar una temática tan difícil como el sexo y todo lo que lo acompaña, desmitificando aquello de lo pecaminoso y que no es mas que parte de nuestro comportamiento humano y placer en nuestra existencia y no, la falacia del ocultamiento de tales relaciones existentes dentro de los claustros religiosos.

El espectáculo nos da un inmenso espacio para la reflexión y donde entra en cuestión, a esta altura de nuestra civilización, si existe o no un limite para el goce y la libertad de disfrutar hasta lo posible nuestros cuerpos, sin que ello afecte la virtud y la decencia en nuestra tan cuestionada sociedad.

Un espectáculo para ver y reveer varias veces y de imprescindible recomendación.

 

Jaime Tarasow